Polvorosa de pollo

Polvorosa de pollo

Esta receta es maravillosa porque siempre queda bien. No dejes de probarla. Te va a encantar!

Si lo deseas, puedes preparar tu Polvorosa de pollo en un envase refractario grande. A mi me gusta hornearla en un molde para quiche y luego la desmoldo. No olvides pinchar la masa que la cubre para que no se infle cuando esté en el horno.

para la masa

para el guiso

La preparación

Precalienta el horno a 350 °F / 175o C. Coloca la harina de trigo con el azúcar, la sal y el polvo para hornear en un recipiente, mezcla y forma un agujero en el centro; en éste, pon la mantequilla y las yemas de huevo. Amasa bien y métela un ratico en la nevera para que adquiera firmeza. Divide la masa en dos y cubre el molde con una de las mitades. Hornea hasta que comience a dorar. Sácala y déjala reposar. Mete la masa restante en la nevera.

Hacer el guiso

Para preparar el guiso, derrite la mantequilla en un caldero con tapa y cocina las pechugas a fuego medio y tapadas. Retíralas de la sartén y córtalas en trocitos bien pequeñitos. Lava el caldero, calienta el aceite de maíz y sofríe la cebolla picadita. Añade el ajo, el pimentón y el ají dulce. Sofríe un poco más y añade el tomate picadito. Agrega el pollo en trocitos, el consomé, el vino, la pasta de tomate, el azúcar, la sal, las alcaparras, las aceitunas y las pasas negras.

Armar la polvorosa

Rellena el molde con el guiso y cúbrelo con la masa restante extendida. Una vez que la polvorosa esté armada, pincha cuidadosamente la masa con un palillo para que ésta no se rompa ni se abra al hornearla. A mí me gusta prepararla en un molde de tartaleta profundo y con fondo removible para que la polvorosa salga completa y parejita una vez que esté lista. Si se dora mucho mientras se hornea, cúbrela con un trozo de papel encerado. Hornea la polvorosa de pollo durante aproximadamente una hora.